Blog

SILLAS TAPIZADAS CON SACO, COLORIDAS, CÓMODAS, RESISTENTES Y DE DISEÑO

¿CÓMO TAPIZAR UNA BUTACA CUANDO SABES LO QUE NO QUIERES?

Muchas veces los clientes que nos visitan, traen su pieza y con ella una idea de cómo les gustaría tapizar sus muebles; en otras ocasiones no tienen ni idea de qué hacer con ellos, y en otras, saben el estilo pero no tienen claro cómo conseguirlo… Aunque parezca extraño hay veces que sucede todo en uno y este es el caso que os traemos. ¨Buenos días…. Quiero tapizar con sacos de café y que a la vez sea colorido, diferente, cómodo y resistente

 

¿CÓMO ELEGIR TELA PARA TAPIZAR?

Lo único que teníamos claro en este caso era que el cliente quería tapizar con sacos de café. Material rústico, nada colorido y ni cómodo ni resistente; el yute pica, hasta que se lima con la desgaste del uso.

Le recomendamos al cliente usar el yute para tapizar las partes de la butaca que no estuvieran en contacto directo con la persona al sentarse, por lo que teníamos que elegir otras telas para la parte frontal del asiento.

El otro reto era conseguir una pieza con diseño, algo diferente. Es importante escuchar y entender el espacio donde irá la pieza y el uso que se le dará. En este caso son unas butacas para la mesa de comedor de los clientes. El resto de la estancia tiene colores neutros por lo que no nos condiciona a la hora de sugerir distintas combinaciones.

Buscábamos diseño por lo que sugerimos mezclar colores. Después de ver en la tienda la gran mayoría de nuestras colecciones para tapizar, fuimos descartando una a una hasta que finalmente nos centramos en nuestras Vírgenes Ng. Ya estaba hecho lo más difícil.

Para la parte colorida, seleccionamos un terciopelo amarillo anti-manchas para la parte interior de la butaca, aportando más resistencia a la sentada, ya que asientos y brazos son las partes que más sufren los roces. Las telas anti-manchas son muy versátiles y de fácil limpieza. Actualmente tenemos mucha variedad de estas telas en texturas y colores.

 

TAPIZADO DE BUTACAS

Con las butacas en taller y todo el material listo para tapizar, nos ponemos manos a la obra. Llega el momento de desnudar la butaca y empezar. Pero no todo sería tan fácil como lo pensábamos…

Las sillas de fábrica se construyen industrialmente y suelen usar maderas y materiales que,  por lo general, no están pensados para perdurar en el tiempo, ni para ser retapizados. La polipiel negra que las cubrían era muy dura y esto hacía que parecieran más consistentes de lo que realmente eran.

La reconstrucción fue integral: cinchas elásticas, tiracor y goma espuma nueva en su totalidad para retapizar de forma segura, duradera y, por supuesto, muy confortables.

Una vez preparada la butaca, empezamos a plantear y cortar las diferentes telas.

 

PREPARAR LAS TELAS PARA TAPIZAR

La pieza original era una única funda que cubría la butaca. Pero como nosotros planteamos un diseño para tapizarlas diferente, teníamos que confeccionarlo con otras pautas. Para hacer la unión de las tres telas, decidimos que el saco era lo más adecuado, este caso, tapizarlo directamente en vez de coserlo como la funda. Por otro lado, nuestra tela Vírgenes Ng que irían solamente en el respaldo delantero, teníamos que enmarcarlas para cubrir toda la espalda, quedándonos un margen a cada lado que aprovechamos para crear la unión entre esta tela con el terciopelo del asiento y los brazos.

 

EMPEZAMOS…

Cuando Gizah Lam diseñó esta tela para La Tapicera lo hizo pensando en usar las 6 vírgenes con ornamentos en las esquinas, de esta manera servirán para centrar la imagen en cojines, asientos o ,como en este caso, en el respaldo.Vírgenes Ng

Como el corte del diseño era menor a la medida del respaldo total, aprovechamos la continuación del brazo para coserle dos bandas a los laterales que se ajustaran a la medida y… Voila! Ya tenemos el respaldo preparado!

Mucho trabajo de costura para armar brazos, respaldo y asiento para la cual nos ayudamos de las plantillas que sacamos de la funda original que traían las piezas.

Cada trabajo es diferente, sobre todo cuando trabajamos de forma artesanal. Cada pieza te va pidiendo distintas cosas según vas avanzando en el tapizado. Así que finalmente decidimos unir con costuras el asiento al respaldo para que se ajustara mejor a la figura de la butaca.

 

TAPIZADO DE TRASERA DE BUTACA

Una vez rematada toda la parte frontal,empezamos con los sacos de café en la trasera de las butacas.

Fueron necesarios cuatro sacos de café, uno para cada butaca. Una tapa para la parte trasera del respaldo (el contra) y la otra, la cortamos a la mitad para las dos traseras de los brazos, que en tapicería llamamos ladillos.

 

REMATE CON TACHUELA

La tela de saco se deshilacha muy fácilmente y la mejor forma de rematar el tapizado en estos casos es ayudarnos de tachuelas, dando, además, un elemento decorativo.

Hemos usado una tachuela bronceada de 10 mm. poniéndola de forma salteada, dando un toque clásico frente al terciopelo hace que el contraste sea la guinda para esta exclusiva butaca.

El resultado es una butaca colorida, cómoda, resistente y de diseño.

Reto conseguido.

No hay productos en el carrito.