• Papel de pared Paradis de Hérons

    90,00 

    Este diseño de Mariate Herguido nos sumerge en un jardín extenso, un lugar bello y agradable, donde además de las peculiares flores proteas descansan garzas en libertad con sus majestuosas poses.

    Un Sueño de una noche de verano. Un Paraíso perdido.

    Un papel pintado que se imprime sobre un fondo liso no tejido para facilitar su colgado.

    El papel se presentan en rollos de 53 cm de ancho por 10 metros, pudiendo así cubrir una superficie total de 5 m2.

    Este modelo tiene un fondo de color rosáceo denominado Rose y también disponemos del mismo con fondos Aqua, Gold y Grey.

  • Papel de pared Los amantes del monte Lu

    90,00 

    El intercambio cultural entre Extremo Oriente y Occidente es uno de los acontecimientos artísticos más importantes de nuestra historia. La llegada a Europa de piezas de arte y manufacturas chinas no supuso una transformación del arte occidental, pero sí una importante tendencia en los lenguajes ornamentales (Chinoiserie).

    Los dibujos para el estampado de estas telas están inspirados en dichas Chinoiserie de los siglos XVIII y XIX, donde la influencia es claramente oriental. En las escenas aparecen personajes híbridos, fantásticos, pertenecientes al mundo RARAVIS, en el cual no se pueden definir ni como personas ni como animales.

    Yolanda Espinosa, Raravis, ha escogido “Los amantes del monte Lu” en referencia a la descripción que hace François Cheng acerca de la expresión “belleza del monte Lu” como “un misterio sin fondo en su primera meditación sobre la belleza”.

    Un papel pintado que se imprime sobre un fondo liso no tejido para facilitar su colgado.

    El papel se presentan en rollos de 53 cm de ancho por 10 metros, pudiendo así cubrir una superficie total de 5 m2.

    El fondo de este diseño es de un tono rosáceo denominado Rose, habiendo otros fondos del mismo diseño: Aqua, Gold y Grey.

  • Papel de pared Pablo

    90,00 

    Con estas ilustraciones que realiza Gonzalo Muiño para el estampado de Picasso, reconocemos al artista con algunos de los iconos más representativos de su persona: El famoso suéter a rayas que vestía se ha convertido en símbolo del inconformismo y la libertad.

    Era parte del uniforme oficial de los marineros de Bretaña, un diseño vistoso para distinguir fácilmente a los trabajadores de la mar si tenían la mala suerte de caer por la borda. Desde entonces se ha asociado a cierta rebeldía, tal vez por el carácter transgresor de las celebridades que la han llevado: no solo Picasso, también Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, Jean Paul Gaultier, Kurt Cobain o Kate Moss.

    Picasso sentía una profunda atracción por las mujeres, eran sus musas, su fuente de inspiración, su motor y el objeto de su deseo. En cuadro Le rêve, El sueño, representa a una mujer que yace dormida, en un sillón con la cabeza vencida hacia atrás y el rostro partido en dos y los senos al descubierto.

    Un papel pintado que se imprime sobre un fondo liso no tejido para facilitar su colgado.

    Se presentan en rollos de 53 cm de ancho por 10 metros, pudiendo así cubrir una superficie total de 5 m2.